Todo Sobre seguir a Jesús Atardecer sobre aguas tranquilas - Todo Sobre seguir a Jesús Banner

Primeras Persecuciones Cristianas

QUESTION: ¿Quién sufrió por las primeras persecuciones cristianas?

ANSWER:

Aquellos que han creído en el único Dios del cielo y la tierra han sido perseguidos continuamente por gobernantes y reyes desde los comienzos del tiempo. Sin embargo, cuando hablamos de las primeras persecuciones cristianas, nos referimos al tiempo que siguió al padecimiento de Jesucristo, y a la persecución de Su Iglesia - Su muerte en la cruz. Él pagó el precio por todos nuestros pecados, fue escupido, golpeado hasta dejarle irreconocible, humillado, y por último clavado a una cruz como un criminal empedernido hasta que murió. Después de tres días resucitó e incluso ahora, vive y está a la diestra de Dios el Padre, donde gobierna y reina con Él.

Esteban fue uno de los primeros hombres en padecer las primeras persecuciones cristianas. Fue apedreado hasta morir en las afueras de la ciudad, por la manera tan fiel en que predicaba el Evangelio. Después de esto, se levantó una gran persecución contra todos los que confesaban creer en Cristo como el Mesías.

Luego siguieron, uno tras otro, los destinos de los apóstoles y de los discípulos más cercanos.
  • Santiago el Mayor, el hermano mayor de del apóstol Juan, fue decapitado en el año 44 d.C.
  • Felipe, quien sirvió en el norte de Asia, fue azotado en Frigia, arrojado en prisión, y luego crucificado (54 d.C.).
  • Mateo, el recaudador de impuestos, sirvió al Señor en Partia y Etiopía, donde lo mataron con una alabarda (un arma en forma de vara con una hoja de hacha y una punta de lanza) en la ciudad de Nadabah, en el 60 d.C.
  • Santiago el Menor, el hermano del Señor, sirvió a la iglesia en Jerusalén y escribió el libro de Santiago. Padeció el martirio a los noventa y cuatro años al ser golpeado y apedreado por los judíos.
  • Matías, el hombre que fue escogido para reemplazar a Judas como apóstol, fue apedreado en Jerusalén y luego decapitado.
  • Andrés, el hermano de Pedro, predicó el evangelio a muchas naciones asiáticas y fue crucificado en una cruz en Edesa. Las puntas de la cruz fueron fijadas transversalmente en el suelo, de allí la derivación del término: Cruz de San Andrés.
  • Marcos fue convertido al cristianismo por Pedro y sirvió como amanuense (escribía para Pedro). Fue arrastrado hasta ser despedazado por los habitantes de Alejandría.
  • Nerón buscó a Pedro, el apóstol, para matarlo. Jerónimo escribió que Pedro fue crucificado con la cabeza hacia abajo y los pies hacia arriba, porque se creyó indigno de ser crucificado de la misma manera que el Señor.
  • Pablo en realidad fue perseguido varias veces. Fue azotado, apedreado, y por último, Nerón lo hizo decapitar con una espada.
  • Judas, el hermano de Santiago, llamado comúnmente Tadeo, fue crucificado en Edesa en el año 72 d.C.
  • Bartolomé predicó en varios países y tradujo el Evangelio de Mateo al lenguaje de la India. Fue golpeado cruelmente, y luego crucificado por idólatras.
  • Tomás, el incrédulo, predicó el Evangelio en Partia e India. Encendió la ira de los sacerdotes paganos y fue martirizado traspasándolo con una lanza.
  • Lucas, el autor de Lucas y de los Hechos, viajó con Pablo por varios países y se supone que fue colgado de un árbol de olivo por los sacerdotes idólatras de Grecia.
  • Simón el zelote predicó el Evangelio en Mauritania, África, e incluso en Gran Bretaña, donde fue crucificado en el 74 d.C.
  • Juan, el discípulo amado de Jesús, fue enviado de Efeso a Roma, donde fue puesto en un caldero con aceite hirviendo. Escapó por un milagro, ileso, pero luego fue desterrado a la Isla de Patmos, y allí escribió el libro del Apocalipsis. Nerva, el sucesor de Domiciano, dijo que fue el único apóstol que se escapó de una muerte violenta.
Diez persecuciones primitivas son mencionadas en el Libro de los Mártires, de Fox. La primera persecución masiva ocurrió bajo el gobierno de Nerón en el 67 d.C. Fue el sexto emperador de Roma, y se le recuerda como el que incendió a Roma y luego culpó a los cristianos por las muertes y la destrucción causadas por el fuego. Ordenó que algunos cristianos se les cosieran pieles de animales salvajes y fueran arrojados a los perros. A algunos cristianos se les pusieron camisas endurecidas con cera, fueron clavados a ejes, y quemados en sus jardines, para iluminarlos. En vez de disminuir el espíritu del cristianismo, esta persecución aumentó la devoción y la determinación de la cristiandad.

La segunda persecución ocurrió durante el gobierno de Domiciano, en el año 81 d.C. Cualquier cosa mala que sucedía, ya fuera hambruna, pestilencia, o terremotos, él culpaba a los cristianos y ordenaba matarlos. La tercera persecución primitiva ocurrió durante el gobierno de Trajano, en el año 108 d.C. Los cristianos fueron golpeados, decapitados, y devorados por fieras. Aproximadamente diez mil cristianos fueron ejecutados.

La cuarta persecución tuvo lugar durante el gobierno de Marco Aurelio Antonino en el año 162 d.C.; y la quinta persecución se le acredita a Severo en año 192 d.C. Los cristianos fueron quemados en la estaca, se les vertía alquitrán caliente en las cabezas, fueron decapitados, colocados en agua hirviendo, y destrozados por fieras.

La sexta persecución tuvo lugar durante el gobierno de Máximo, en el año 235 d.C. En este tiempo, numerosos cristianos fueron ejecutados sin un juicio y enterrados indiscriminadamente en montones (fosas comunes), a veces se arrojaban cincuenta o sesenta en una fosa. La séptima persecución sucedió durante el gobierno de Decio, en el año 249 d.C. En este tiempo, la principal persona martirizada fue Fabián, el obispo de Roma, quien fue decapitado el 20 de enero del año 250 d.C.

La octava persecución ocurrió durante el gobierno de Valeriano en el año 257 d.C. Una vez más, se utilizaron todos los tipos de tortura para ridiculizar a los que afirmaban ser cristianos, y para el entretenimiento de los gobernantes y sus invitados. La novena persecución ocurrió durante el gobierno de Aureliano, en el año 274 d.C., cuando Félix, el obispo de Roma, fue martirizado.

La décima persecución tuvo lugar durante el gobierno de Diocleciano, en el año 303 d.C. A esto se le llamó comúnmente la Era de los Mártires, y en parte, fue ocasionada por el aumento en número y lujo de los cristianos. Las persecuciones fueron llevadas a cabo en el potro, con azotes, con espadas, puñales, cruces, venenos, y hambrunas.

La información e ideas para este artículo provienen del Libro de los Mártires, de Fox, Edición de 1926, páginas 1-32. Para más información sobre el libro y su ministerio en curso, visite por favor: http://www.persecution.net/.

Este artículo también está disponible en inglés.

¡Aprenda Más Acerca de la Persecución Cristiana!


¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas



Derechos de Autor © 2002-2019 AllAboutFollowingJesus.org, Todos los Derechos Reservados