Seguidor de Cristo

Seguidor de Cristo

 
Estás aquí: Siguiendo a Jesús >> Seguidor de Cristo

Seguidor de Cristo – Se Trata de Seguir a Jesús
¿Soy un verdadero seguidor de Cristo? Como cristiano profeso, ¿soy realmente un renacido hijo de Dios?, ¿o soy una de las tantas personas que asisten a la iglesia, viven una vida bastante buena, y saben lo suficiente acerca de Dios y de la Biblia para defender mi punto en una conversación acerca de cosas espirituales?

Seguidor de Cristo – Un Deseo Verdadero de Servir a Dios
Desafortunadamente, no existe un método infalible para determinar si alguien es un verdadero seguidor de Cristo, porque ciertamente, sólo Dios conoce el corazón de un individuo. Sin embargo, después de muchos años de buscar a Dios y la verdad encontrada en Su inspirada Palabra, he llegado a la conclusión de que existe un deseo definitivo en el corazón de cada verdadero creyente -- el deseo de servir y complacer a Dios con su vida.

Note que no dije que el individuo necesariamente viviría tal vida, pero el deseo estará allí. Permítame decirlo de otra manera -- cualquier persona que afirme ser un hijo de Dios que no tenga en su corazón el deseo de obedecer, servir, y complacer a Dios nunca ha experimentado una verdadera conversión o está en un estado de infancia espiritual. Si usted, el lector de este artículo, no tiene tal deseo de vivir una vida de amor, obediencia, y servicio a Dios, entonces por favor examine su propia relación con Él. No hay ninguna Escritura que indique que una persona pueda ser un verdadero hijo de Dios si no tiene ningún deseo de complacerlo con su vida. Es tal vez a aquellos que sólo hacen las cosas mecánicamente, sin tener una relación personal con Cristo, a los que Jesús se dirige en este pasaje encontrado en Mateo.

"No todo el que me dice: 'Señor, Señor' entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: 'Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, en tu nombre hicimos muchos milagros?' Y entonces les declararé: 'Nunca os conocí. ¡Apartaos de mí, hacedores de maldad!'" (Mateo 7:21-23).

Por favor comprenda la intención aquí -- no se trata de ir por allí tratando de evaluar si todas las personas que usted conoce han vuelto a nacer verdaderamente, o si sólo están "jugando el juego." El propósito es el de ayudarle a usted, el lector, a entender este tan importante asunto de su deseo de servir a Dios. Sospecho mucho, ya que está leyendo este artículo, que usted tiene tal deseo. También sospecho que usted, como la mayoría de los creyentes, está insatisfecho con su cumplimiento actual de ese deseo y está buscando respuestas para cómo tener más éxito en esta parte importante de su vida espiritual.

Si esto le describe, entonces los principios discutidos en este sitio web le darán claridad y le animarán, mientras que al mismo tiempo pueden atemorizarle y causarle alguna inquietud. Es así como trabaja la Palabra de Dios. Primero, nos redarguye y nos disciplina, luego nos instruye en verdad y justicia, y por último nos desafía a aplicarla. Para los que desean complacer a Dios, es este paso final el que lleva a lo que Henry Blackaby (autor del estudio: "Experiencing God") llama "una crisis de fe" en nuestras vidas. Es entonces que demostramos lo que verdaderamente creemos acerca de Dios y Sus promesas. No es en la comprensión de la voluntad de Dios, sino en su aplicación, cuando sobreviene esta "crisis." "¿Aplicaré lo que sé que la Palabra enseña?" "¿Haré lo que creo que Dios me está llamando a hacer?" "¿Saldré del barco y caminaré sobre el agua con Jesús?"

Seguidor de Cristo – Un Llamado a Tiempo Completo
Yo creo que cada verdadero seguidor de Cristo quiere caminar sobre el agua con Jesús. Lo que quiero decir con esto, es simplemente que tenemos un deseo de vivir en una relación diaria con nuestro Señor. Queremos servirlo fielmente, confiar en Él implícitamente, y complacerlo continuamente. Comprenda que la aplicación de la voluntad de Dios luce diferente para cada creyente. Algunos pueden sentir que Dios los está llamando al cargo de pastor. Otros pueden creer que están siendo llamados al campo misionero. Y aún otros tal vez sienten el llamado al ministerio de la enseñanza o al ministerio de la música. Estos son llamados a los que el hombre usualmente se refiere como ministerios cristianos a tiempo completo. Con esto queremos decir que esas posiciones no son sólo la manera en que una persona sirve a Dios, sino también la manera en que la persona se gana la vida. Aunque esto puede ser cierto, es mi firme convicción que, así como Dios nunca llama a nadie a ser un cristiano a medio tiempo, tampoco espera que una persona sea un siervo a medio tiempo, o tenga un deseo de complacerlo a medio tiempo. Cada creyente es llamado al servicio cristiano con la esperanza de que haya un deseo de complacer a Dios a tiempo completo.

Consideremos a Pablo, por ejemplo. Él hacía tiendas. Hacía esto porque no quería ser económicamente dependiente de las iglesias a las que ministraba. De esta manera nadie podía acusar a Pablo de "hacerlo por el dinero." No creo que ninguno de nosotros crea que Pablo sólo estaba dedicado a Dios a medio tiempo o que su vocación secular era lo que lo definía. Estoy seguro de que si usted se encontraba con Pablo en el camino y le preguntaba qué clase de trabajo hacía, Pablo no habría contestado: "Estoy en el negocio de manufactura y ventas." Esa puede haber sido la manera en que Pablo se ganaba la vida, pero estoy seguro de que la respuesta de Pablo habría sido algo más parecido a: "!Soy un siervo del Altísimo!" Esto era lo que definía a Pablo; ¡este era su llamado a tiempo completo!

Esto significa que crecer como un seguidor de Cristo no es sólo para los que son llamados a una posición que les permite ganar ingresos a través del ministerio del evangelio. Significa que este artículo es para cada creyente renacido que tiene el deseo de servir y complacer a Dios, sin importar cómo se ganan la vida. Ser "Libre para Servir a Dios" no es un concepto para unos cuantos selectos. Es el anhelo del corazón de cada cristiano que desea vivir una vida rendida a Dios, de cada persona que busca un significado y propósito en la vida, y de cada hijo de Dios que anhela escuchar un día "Bien hecho, buen siervo y fiel…¡entra en el gozo de tu Señor!" Es la esperanza de Dios que cada uno de Sus hijos aprenda cómo vivir libre para servirlo.

Seguidor de Cristo – Crecimiento Espiritual
Un último pensamiento sobre madurez espiritual para aquellos que desean ser seguidores de Cristo. Una persona que es un nuevo creyente es llamada un "bebé en Cristo, " un término que compara el nivel de madurez espiritual de esa persona al nivel de madurez física de un bebé recién nacido. Después de que una persona se convierte en cristiano, no hay un milagro de madurez espiritual instantáneo, así como un bebé recién nacido no madura instantáneamente a un adulto físicamente. En ambos casos, debe pasar un tiempo y debe ocurrir un crecimiento antes de lograrse un grado de madurez. Ciertamente, puede haber un periodo de tiempo después de la conversión, antes de que un creyente sea capaz de reconocer e identificar ese anhelo interno y deseo de servir y complacer a Dios. Aunque creo que el conocimiento de que debemos amar, servir, y obedecer a Dios es colocado inmediatamente en nuestros corazones en el momento de la conversión por el Espíritu, para ayudarnos a comenzar nuestro camino hacia la madurez espiritual, generalmente habrá un tiempo más adelante en la vida de uno cuando ese deseo puede ser comprendido y expresado por lo que realmente es. Es en este punto de madurez espiritual, el punto de reconocer nuestro deseo de vivir una vida que complazca a Dios, que empieza verdaderamente nuestra lucha por la libertad para servirle.

Hay un versículo en el Antiguo Testamento, en el libro de 2da de Crónicas, que siempre ha hablado a mi corazón.

"Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con Él. . ." (2da de Crónicas 16:9).

Yo quiero ser ese seguidor de Cristo. Ese es mi deseo sincero. ¡Espero sinceramente que este también sea su deseo!

¡Aprenda Más!

Presentado con autorización del folleto, Free to Serve God: 7 Principles Every Believer Should Know, por James O. Jones, Jr. (Light of Life Ministry, edición revisada del 2009). Cortesía de James O. Jones, Jr., y Light of Life Ministry. Todos los derechos reservados en el original.



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:




English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


Discipulado

¿Es la homosexualidad un pecado?
Predestinación
Trinidad
Es Real el Diablo
Sanación de Fe
Diez Mandamientos
¿Qué es el Pecado?
Imagen de un Ángel
Ángeles
Contenido Adicional para Explorar...

Adoración
Comunión
Ministerio
Evangelismo
Reflections
 
 
¿Existe Dios Científicamente?
¿Existe Dios Filosóficamente?
¿Es verdadera la Biblia?
¿Quién es Dios?
¿Quién es Jesús?
¿En qué crees?
Crecer con Dios
Temas Populares
Desafíos de Vida
Restauración
 
Búsqueda
 
Add Seguidor de Cristo to My Google!
Add Seguidor de Cristo to My Yahoo!
XML Feed: Seguidor de Cristo


Siguiendo a Jesús Inicio | Acerca de Nosotros | FAQ | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2014 AllAboutFollowingJesus.org, Todos los Derechos Reservados.